Evolución y diversidad

La teoría de la evolución de Darwin explica como las especies de seres vivos dan lugar con el paso del tiempo a nuevas especies y al mismo tiempo se genera la gran diversidad biológica que apreciamos en la naturaleza. Las observaciones, el registro fósil y modernas técnicas genéticas permiten construir el árbol de la vida de todas las especies existentes y extintas, mostrando que en la Tierra todas están relacionadas.

La revolucionaria teoría de la evolución de las especies de Darwin puede resumirse en dos ideas fundamentales: descendencia con modificación y selección natural. La descendencia de los individuos de una especie posee modificaciones que la hacen ligeramente distinta de sus progenitores. Si las nuevas características permiten una mejor adaptación al medio o representan ventajas en la lucha por la supervivencia frente a otros competidores, los portadores de dichas características vivirán más tiempo y generaran a su vez mayor descendencia, transmitiendo los cambios de generación en generación. Se produce de esta manera una evolución de la especie.

El proceso descrito no implica necesariamente la aparición de una nueva especie. La formación de nuevas especies se denomina especiación y se produce cuando la evolución acumula tantos cambios que impiden a los nuevos individuos reproducirse con ninguna población de los anteriores. La especie antecesora puede extinguirse por desventaja en la supervivencia o evolucionar independientemente. También puede darse que una población de individuos quede aislada del resto, habitualmente por accidente geológico o cambio climático, de tal modo que ambos grupos con el tiempo evolucionan como especies diferentes. La especiación a lo largo de la historia ha dado lugar a la enorme diversidad hoy presente en la naturaleza, conocida como biodiversidad.

Observando las características de las especies actuales, sus afinidades y restos fósiles hallados, los biólogos pueden dibujar un árbol filogenético de la vida que refleja la evolución de las mismas a lo largo del tiempo. Las hojas representan las especies actuales y extintas sin continuidad, y las ramificaciones especiación. Por ejemplo, es fácil imaginar que los perros y los lobos están íntimamente emparentados. Las especies actuales de ambos grupos representarían las hojas de esta rama particular del árbol. La ramificación o nodo anterior representa el punto en que una población de lobos se diferenció definitivamente del resto originando la especie perro, en esta ocasión debido al hombre a través de selección artificial. Aún más atrás puede observarse una escisión del linaje de los coyotes. Para encontrar un antepasado común distinto de todos ellos habría que remontarse al Tomarctus, una especie extinta que dio lugar a todos los cánidos.

Hoy día la biología molecular ha facilitado y clarificado en gran medida la tarea, ya que permite detectar el grado de parentesco entre especies mediante estudios comparativos de la composición química de caracteres moleculares, como proteínas y ADN. Se ha demostrado que toda la vida en nuestro planeta está emparentada, desde las bacterias unicelulares hasta nosotros. Se trata por tanto de un único y gran árbol de la vida.

Una rama muy conocida es la que desveló Darwin a partir de sus observaciones de varias especies de pinzones en las islas Galápagos durante sus viajes. Pudo encontrar 14 especies distintas de estos pájaros con picos diferentemente adaptados, para lograr alimento de diversa clase, que debieron evolucionar a partir de un antepasado común. Estos casos de rápida diversificación en un corto periodo de tiempo geológico se conocen como radiación adaptativa. La rama de los primates, otra sin duda de mucho interés, muestra que el chimpancé es nuestro pariente actual más cercano del reino animal. El árbol completo y detallado de todas las especies actuales, y sus antecesores, podría ocupar miles de libros de una biblioteca. Actualmente se conocen aproximadamente 1.800.000 especies donde se incluyen, entre otras, 52.000 especies de vertebrados, 290.000 de plantas y más de un millón de tipos de insectos.

Referencias

Charles Darwin: El origen de las especies
Neil A. Campbell y Jane B. Reece: Biology (capitulo 1)
Isaac Asimov: Introducción a la ciencia (capitulo XV)

Enlaces

Tree of Life web project
Encyclopedia of Life
Año internacional de la diversidad biológica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: