Star Trek 2009

Parece ser que hoy día las precuelas en vez de relatar los sucesos anteriores a una historia ya conocida sirven como excusa para desechar todo lo anterior y comenzar de nuevo. Me senté delante del televisor con la ilusión de disfrutar un rato y ver por fin una nueva entrega de Star Trek y poco a poco fui comprendiendo la terrible realidad, acabando poco menos que cabreado (menos mal que no fui a verla al cine).

Ya cuando vi en pantalla al capitán Christopher Pike me extrañó (la edad no casa ni con cola), pero me dije: “será algún guiño a la serie original”; pero detrás vinieron incongruencia tras incongruencia (aparición prematura de Chekov, rollo Uhura-Spock, muerte de la madre de Spock,…), frivolidades como la recreación de la prueba del Kobayashi Maru o las actuaciones de Chekov y Scott (el humor está bien, pero hay que saber donde está el límite) y barbaridades como la ¡desintegración de Vulcano!
Y encima, Leonard Nimoy (Spock del futuro), hace acto de presencia y te lo explica: El viaje en el tiempo de la nave de Nero (el malo de turno) y su cruzada personal contra la Federación de planetas ha cambiado los acontecimientos futuros y todo el universo Star Trek que conocemos simplemente ha dejado de existir; o sea, que una nave minera viaja atrás en el tiempo poco más de 100 años y acaba con todas las naves Klingon y de la Federación que se le ponen por delante, llega a Vulcano (la sede de la civilización más avanzada de la Federación), hace un agujero y arroja una bomba sin la menor molestia y a punto está de hacer lo mismo con la Tierra (ni me molesto en comentar el “elaborado” guión).
Comprendo que hoy día para revitalizar ciertas series tengan que “reiniciarlas” y comenzar una nueva franquicia. Pero Star Trek no es Batman. Star Trek son más de 30 años de series y películas, cientos de textos complementarios y miles de seguidores. De un plumazo se han cargado 3 temporadas de la serie original, 7 temporadas de la próxima generación, 7 temporadas de Espacio Profundo 9, 7 temporadas de Voyager, 4 temporadas de Enterprise y 10 conocidas películas. De pronto es como si nunca hubieran existido, y eso en una saga que siempre ha tenido un cuidado extremo en mantener la coherencia en tan prolífica obra. ¿Qué se supone que tengo que hacer ahora con todos mis DVD?¿Tirarlos a la basura? Y a partir de este momento ¿Habrá dos clases de Trekkies, de dos líneas temporales distintas?
Y lo peor de todo es que podría haber quedado un buen film, a pesar de la cesión a la espectacularidad actual, tan solo habiéndose limitado a relatar de forma coherente los inicios de la famosa tripulación del Enterprise en la flota estelar; tal y como anunciaban algunos medios. Pero claro, habrá pensado algún genio de la Paramount, entonces habría quedado mermado el motor que todo lo mueve en nuestro mundo: el beneficio económico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: