Shrek

Hace pocos días se estrenó la tercera entrega de Shrek, con gala de actores de doblaje incluida. He visto las dos primeras en TV (la primera completa y la segunda parcialmente); y desde luego, no iré al cine a ver esta última parte, aunque promete ser tan entretenida como las anteriores (y de más calidad visual). Ya tendré tiempo de verla en la caja tonta.

Esta entrada es más bien para recordar la primera película. Se estrenó en 2001 y recibió multitud de premios, así como una gran acogida por parte del público. Venía de la mano de DreamWorks, y el éxito de un film de animación ajeno a Disney ya era en sí una novedad. Un argumento original y divertido; y unos “héroes” diferentes se ganaron la simpatía de los espectadores y han multiplicado el éxito original por tres (hasta ahora). Por supuesto la inversión en tecnología ha ido multiplicándose también, con la consiguiente calidad infográfica incrementada en cada entrega.

Personalmente lo que más me gusta de este cuento “diferente” es el final. Y es que, por una vez, la princesa es la que se transforma en rana y no la rana en príncipe.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: